Nuestras Historias... La Sanidad


Recuerdos de La Sanidad

PUMAR (Programa de Unidades Móviles Áreas Rurales). Una de las bonitas casas construidas para menesteres sanitarios de la ciudad de Matagalpa. La llamaban LA UNIDAD SANITARIA pero conocida popularmente como la Sanidad.

El Señor Juan Ovidio Castro nos detalla que este edificio tenía por nombre Unidad Sanitaria, popularmente se le decía La Sanidad. Su Director fue el Dr. Augusto Flores Lovo. Sirvieron como médicos: el Dr. José María Bermúdez, Dr. Guillermo Pernudis, Dr. Bernabé Montoya y el Dr. Fernando Pérez, quien además fungía como Director de un Programa llamado POMAR. Este programa tenía una unidad motorizada y su conductor oficial fue el Sr. Reynaldo Guido Molina (DARLING). Como enfermeras: Dña. Carmen Aróstegui, Dña. Amalia Salmerón de López, Dña. Eloyda Franco López. Como auxiliares de Enfermería: Dña. Thelma López de Leytón, Dña. Ernestina Guevara Ruiz, Dña. Carmen Lacayo, Dña. Blanca Moncada, Dña. Rosita Picado, Dña. Thelma Ramírez, Dña. Verónica Rostrán y Dña. Mercedita Praslín. Como Jefe de Inspectores Ambientales: Don Rodolfo Callejas y bajo su responsabilidad los inspectores: Raúl Larios, Erasmo Gutiérrez y Guillermo Gómez. El Laboratorista fue Don Alejandro Cruz. La nutricionista: Dña. Eva Elia Cornejo de Navarro. Como niñera: Dña. Dora Rivera. La cocinera fue la niña María del Pilar y como secretaria fueron varias: Mercedita Arnesto de Chavarría y Bertha María Leyton López.

El señor Castro espera la comprensión si en su investigación no logró incorporar a otras personas, para lo cual les pido su atenta colaboración. 

Esta esquina era el terror de todos los niños, varias veces salimos corriendo de allí, algunos solo nos dejábamos inyectar de Doña Thelma Lopez, Doña Amalia López o Rosita Picado. Había también una enfermera de nombre Edith que siempre te sujetaba bien duro porque si no salíamos corriendo cuando mirábamos las agujotas. Donde estaban los niños desnutridos se llamaba CER.

Ciertamente nos vacunaban pero también la atención medica era excelente lo que puedo decir cuando mi mama me llevaba a pasar consulta por alguna enfermedad solo una consulta bastaba para curarte y el medicamento lo daban todo no la receta escondida para que lo compraras. Era muy limpio, un ambiente fresco y de olor agradable.

Cuando entrabamos a estudiar en el INEP nos teníamos que ir a vacunar y hacer exámenes de todo tipo, si no se hacía esto enfrente del enfermero no te daban el certificado de salud para poder matricularte, puede ser que por eso había menos enfermedades. También hacían examen de esputo para detectar enfermedades respiratorias. Aunque nos daba pánico cuando nos llevaban a vacunar a este centro de salud. También nos daban la famosa leche clin y un cereal de sabor raro como de hierro probablemente.

Igualmente ahí nos daban de purgante la famosa leche higuerón, esa purgada nos sacaba todo el zoológico estomacal, era otro requisito indispensable para entrar al INEP. Se armaban alborotos cuando abrían la puerta muy de mañanita y todos corríamos con nuestra muestra de heces en cajita de fósforos y de orina.

Casi nos arrancaban el brazo algunas enfermeras vacunándonos, muchos teníamos miedo de ese lugar, no tenían lastima por hacernos llorar…!

Los exámenes de embarazo los hacían inyectando a los sapos la orina de las mujeres. Si el sapo se inflamaba y moría el resultado era positivo.

Este lugar que llamaba la Sanidad, recuerdo muy bien, ya que mis hermanas y yo fuimos mordidos por un perro que teníamos que le dio rabia y ahí nos pusieron catorce vacunas contra la rabia al rededor del ombligo.

Hacíamos locuras con las amigas; la que no llevaba las muestras de heces, le regalaba a su amiga, y como ahí tenías que tomarte el purgante horrible, se lo tomaba la que no era la dueña de las heces porque a ella no le salía nada, luego la otra era la premiada. Después los chistes.

Recuerdo que don Alejandro Cruz me dio el purgante y no me lo pude beber, me lo iban a poner como lavado y me dio miedo, le dije que le iba a decir a mi mama y me dejo ir. Ya en casa no dije nada a mi mama, me pregunto y dije que me había bebido el purgante, puras mentiras. Yo me hice el daño porque no me sacaron los parásitos por mentirosa, eso fue un sábado que nos mandaron de la Escuela Guanuca.

Alguna Mamá cuenta que todas las trabajadoras sexuales, en aquel tiempo putas, iban todos los meses a chequearse y eran unas filas. Una vez se les acerco una viejita y les pregunto qué hacían, una de ellas le dijo que estaban dando naranjas; otra le dijo, pero usted viejita ya no la pela: pero chupo, dijo la viejita. El Sgto. Pichardo, enfermero de la Sanidad era bonachón, agradable y muy educado. Chequeaba e inyectaba a todas las " complacientes "…

Por ahí estaba el cuartel de la GN, el telégrafo y la casa de Don Edmundo Amador. Que lastima que fueron demolidos muchos de los edificios que fueron afectados por la guerra, pudieron ser rescatados y conservados.

Otros trabajadores de esos años fueron: Salvador Gutiérrez Obando, Amalia López, Doctor Mendez, Eddy Delgado…

Con la colaboración de: Juan Ovidio Castro, Reyna Moreno, Marilyn Escorcia, Aleyda Maritza Rugama Castillo, Heberto José Muñoz Cortedano, Juany Flores, Salvador Gutiérrez, Carlos Vigil, Mayra Aráuz, Rafaela Montoya, Osman Mairena Lopez, Mirna Molina, Karla Romero, Juan José Rodríguez Bustos, Oscar Centeno, Guillermo Vásquez, Ivette E. López Telleria, Mario Salazar, Claudia Montes Picado, Mario Salazar, Luz Salazar, Fernando Callejas García, Osman Antonio Rodríguez Tinoco, Jairo Castro Castro,  Edgar José Casco Palacios A, Leonor González, Amílcar González, Vilma Soto…

Esta nota fue elaborada revisando 119 comentarios sobre la foto de esta esquina nor este del Parque Morazán conocida como la Sanidad. Dicha foto es parte del álbum Insurrección 1979.
Foto cortesía de Carol Zamora Cardoza, tomada por el Profesor Horacio Madrigal (qepd).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo último

Centro Histórico de Matagalpa Años Veinte Siglo XX

MatagalpAndantes